jueves, 7 de julio de 2011

Los planes de las aglomeraciones urbanas del Campo de Gibraltar y La Janda afrontan la fase final de tramitación


La Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de Andalucía (COTUA) ha dado el visto bueno a los Planes de Ordenación del Territorio (POT) de la Aglomeración Urbana del Campo de Gibraltar y una modificación puntual del documento de La Janda, que ya fue informado por este órgano en una sesión anterior. Una vez superado este trámite los planes afrontan ya la etapa final de su tramitación para obtener la aprobación del Consejo de Gobierno. Con la aprobación de dichos planes, la Junta de Andalucía pretende compatibilizar el respeto al medio ambiente con un desarrollo sostenible del ámbito en que se aplican.


Estos POT establecen directrices de crecimiento ordenado sobre 14 municipios, que se extienden a lo largo de algo más de 3.000 kilómetros cuadrados y tienen censada una población próxima a los 346.400 habitantes. Con la aprobación de dichos documentos, así como los de la Costa Tropical de Granada y Almería se completa la ordenación del frente litoral andaluz, con la excepción del Plan Subregional de la Aglomeración Urbana de Huelva, que se encuentra aún en
tramitación.


Los planes aprobados establecen criterios y determinaciones de ordenación para los próximos 15 años, aunque con la flexibilidad suficiente para adaptarse a las condiciones socioeconómicas de carácter coyuntural. Recogen también el esquema de las infraestructuras, viarias, hidráulicas y energéticas necesarias para ese periodo, los espacios que deben quedar preservados de la urbanización, así como los crecimientos a desarrollar por el planeamiento de cada municipio. Asimismo, estos documentos señalan los suelos estratégicos para acoger las áreas de oportunidad industriales y terciarias que deben dar respuesta a las demandas de nuevas instalaciones productivas de carácter supramunicipal.


En cuanto a los usos del suelo de carácter residencial y turístico, el nuevo marco económico aconseja flexibilizar los contenidos de los POT, por lo que sólo se incluyen los parámetros para los futuros desarrollos supramunicipales, de forma que su ubicación concreta quedará fijada por el planeamiento urbanístico municipal, en función de las iniciativas y circunstancias de cada momento. Los criterios establecidos para las iniciativas turísticas se ajustan a los objetivos marcados por la Junta de Andalucía, que ponen el acento en el turismo hotelero y de servicios. Dicha modalidad tiene asociada la generación de empleo, permite la prolongación del periodo vacacional y la ampliación de la estancia de los turistas en el territorio andaluz.


A este respecto, el plan establece posibles crecimientos turísticos de carácter supramunicipal, que en la zona litoral suman 150 hectáreas y 1.200 plazas hoteleras en Tarifa, 160 hectáreas y 1.200 plaza en La Línea, y 220 hectáreas y 1.650 plazas en San Roque. De acuerdo con estos crecimientos se permiten nuevas plazas residenciales, que suponen entre 500 y 700 nuevas viviendas en cada uno de estos municipios ligadas a los crecimientos turísticos.


En cada uno de estos Planes Subregionales, al igual que en los demás instrumentos aprobados en los últimos años, se establece una red de espacios libres en la que se delimitan los parques comarcales o metropolitanos, los miradores e itinerarios recreativos que sirven para permeabilizar el territorio y favorecer su recorrido mediante medios no motorizados. Se incluye además el llamado corredor litoral, una franja compuesta por los primeros 200 metros desde el dominio público, que duplica el área de servidumbre establecida en la Ley de Costas y queda reservada para uso público. El resto de la zona de influencia del litoral, entre los 200 y los 500 metros, se reserva a usos dotacionales y turísticos y se excluyen los usos industriales y residenciales.


Estos instrumentos establecen un marco general de referencia para el desarrollo de las actividades económicas, lo que permitirá que los planeamientos municipales establezcan sus desarrollos futuros de manera coherente, aprovechando las oportunidades existentes y beneficiándose mutuamente de la complementariedad de las actuaciones. Cada plan establece además un programa de actuación que determina el orden de prioridad de las propuestas a desarrollar en función de las disponibilidades presupuestarias. Estos contenidos genéricos se particularizan para adaptarse a las singularidades de cada territorio.

Modificación del Plan de Ordenación del Territorio de La Janda
La COTUA ha informado también las modificaciones introducidas en el Plan de Ordenación del Territorio de la Janda, que suponen la eliminación de tres áreas de oportunidad turísticas, introducidas con posterioridad a la información pública y que han sido consideradas cambios sustanciales. De ahí la necesidad de volver a someter a aprobación de este órgano las citadas modificaciones. El plan establece protección territorial en la zona de Mangueta, en la que al igual que en el ámbito protegido de Roche se permiten usos primarios y relacionados con la naturaleza. Como actuación de interés público se contempla una instalación hotelera en suelo no urbanizable. El POT de la Janda ordenará la comarca integrada por Alcalá de los Gazules, Barbate, Benalup, Conil, Medina, Paterna y Vejer, donde se concentra una población de 86.485 habitantes en una superficie de 1.535 kilómetros cuadrados.


El documento establece seis áreas de oportunidad productivas que suman 360 hectáreas; una en cada uno de los municipios de Medina Sidonia (80 hectáreas) y Conil de la Frontera (125 hectáreas) y dos en Alcalá de los Gazules (60 y 15 hectáreas) y Vejer (50 y 30 hectáreas). Además se incluyen siete áreas de oportunidad turísticas (Alcalá de los Gazules, Barbate, Benalup-Casas Viejas, Medina Sidonia, Paterna y Vejer - Barbate).



Fuente: Adalucía Información


No hay comentarios:

Publicar un comentario