jueves, 24 de marzo de 2011

El Parlamento Andaluz aprueba declarar BIC las almadrabas

La propuesta incluye además un Plan de Diversificación Económica de los municipios vinculados históricamente a esta práctica pesquera.



La Comisión de Cultura del Parlamento de Andalucía ha aprobado hoy, por unanimidad, una proposición no de ley del PSOE en la que se apoya la declaración de las almadrabas como Bien de Interés Cultural.
La iniciativa parlamentaria ha sido defendida en la Cámara por el parlamentario gaditano, Samuel Rodríguez Acuña, que se ha felicitado por el respaldo unánime a una propuesta que, según el diputado socialista, “va a suponer un complemento muy importante para potenciar las actividades económicas y turísticas que generan las almadrabas en la provincia de Cádiz”.
La proposición no de ley aprobada hoy en el Parlamento insta al Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía a que lleve a cabo los estudios, expedientes y trámites administrativos necesarios para la declaración de las almadrabas como Bien de Interés Cultural con el mayor rigor y diligencia posible.
El parlamentario Samuel Rodríguez ha destacado, además, que la proposición no de ley insta a la Junta de Andalucía a que elabore un Plan de Diversificación Económica de los municipios vinculados históricamente a esta práctica pesquera.
Este plan, según el diputado gaditano, contempla una serie de actuaciones, entre las que figura la realización de un inventario de las instalaciones, materiales, utensilios y herramientas vinculadas a las almadrabas, así como su estado de conservación.
La propuesta socialista recoge que el Plan de Diversificación Económica incluya la creación de becas de estudio e investigación histórica sobre documentos, archivos, bibliografía, etcétera, sobre las almadrabas.
En esta misma línea, se aboga por fomentar la publicación de estudios, monografías y materiales divulgativos y didácticos sobre el sector, así como la realización de concursos escolares de carácter itinerario o científico.
En la iniciativa parlamentaria también se contempla la creación de centros de interpretación relacionados con la almadraba y en general con todas las actividades relacionadas con la pesca. Por último, el Plan de Diversificación Económica aboga por llevar a cabo campañas de localización de pecios, así como valorar su extracción o uso como recurso turístico mediante el uso de las nuevas tecnologías que permiten la visión a distancia y en tiempo real.
Bien de Interés Cultural
La proposición no de ley que apoya la declaración de las almadrabas como Bien de Interés Cultura detalla que esta práctica pesquera ha constituido desde tiempos prerromanos una de las actividades económicas más importantes del sur peninsular y continúa perviviendo con las mismas técnicas de pesca utilizadas desde siempre.
En el documento se hace un extenso repaso por la historia de las almadrabas y sobre los muchos autores clásicos que escribieron sobre la pesca del atún. A lo largo de la historia se ha desarrollado en torno a las almadrabas una actividad económica generadora de empleo: jabegueros, copejeadores, ronqueadores, conserveros, arrieros, transportistas, vendedores, salineros, exportadores, aceituneros, trabajadores del corcho y la madera, etcétera. Los nuevos métodos de conserva y la apertura de nuevos mercados han dado lugar a un nuevo auge de la industria conservera del atún, traducida en pequeñas y medianas empresas que se dedican a su elaboración, transformación y comercialización.
La proposición no de ley recuerda que en marzo de 2010 la Real Academia de la Historia elaboró un informe sobre “El peligro de desaparición del arte tradicional de pesca con almadraba”, un informe que fue remitido a distintas administraciones. En septiembre de 2010, el Grupo de Desarrollo Pesquero Cádiz-Estrecho aprobó por unanimidad apoyar la iniciativa de iniciativa e iniciar el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural de las Almadrabas, que ha recibido el apoyo de los ayuntamientos y la Diputación Provincial de Cádiz.
En el texto se alerta de que las almadrabas están “seriamente amenazadas por la sobreexplotación de que es objeto el atún por otras modalidades de pesca no tradicionales”. Hoy en día, las cuatro almadrabas existentes en la provincia dan empleo a unas 500 personas directamente y a unas 200 de forma indirecta.

Fuente: la Voz Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario